transporte maritimo ralog

 

Como siempre, otra vez nos hemos hecho famosos los logísticos. Todos los días tenemos noticias sobre la falta de materias primas y productos terminados debido a “problemas logísticos”, algunos tertulianos llegan más lejos, hablan “de exceso de longitud de la cadena de suministro”, ahí queda eso.

Ya empezó a verse la tormenta en el horizonte cuando aquel barco, de cuyo nombre no quiero acordarme, se quedó encasquetado en el Canal de Suez.

Llevados por el alarmismo, algunos iluminados recomiendan comprar los regalos de Navidad porque el mundo se va a acabar y no habrá juguetes, turrones n1 bebida.
Cuando ya hay más confianza, alguno se le escapa que están haciendo caja, el agosto, en términos de hostelería.

Después de hablar con muchos colegas del gremio, siempre acabamos hablando de 2 grandes causas:

1º) Falta de materias primas porque las fábricas todavía no han sido capaces de satisfacer la demanda, tras el tapón provocado por el parón del consumo. Esto sazonado con el aumento de consumo de los chinos, a los cuales, cuando no sabemos más, los culpamos de todo.

Siempre hago la misma pregunta ¿has ido a casa de tu proveedor, o del proveedor de tu proveedor, o del proveedor del proveedor de tu proveedor, a ver si es cierto? Todavía no he encontrado a nadie que me diga que sí, la sensación es que todos contamos la misma historia que alguien nos ha contado.

Hace unos años, viví una parecida con la escasez de azúcar, los proveedores subieron los precios al doble y cortaron el suministro a muchos clientes porque no había más. Nos la daban con cuentas gotas y “haciéndote un favor”. Fuimos a visitar proveedores de nuestros proveedores y nos encontramos almacenes así:

Estaban acumulando hasta que el barril de petróleo llegará a un determinado nivel donde era más rentable, para ellos, venderla para hacer etanol que para alimento. No digo que ahora pase lo mismo; pero no tiene nada que ver que te lo cuenten a estar en el terreno viéndolo.

En cualquier caso, cuando hay escasez, si la hubiera, no se sirve con el mismo “cariño” al comprador que está conmigo en la fábrica, enganchado a mi cuello como un perro de presa, que a unos que está a 10.000 kilómetros mandándome correos.

2º) Atasco en los puertos. Un ejemplo, este sábado un amigo operador tenía planificado un turno de trabajo especial porque debía recibir muchos contenedores y ¡oh cielos!, la noche anterior le dicen, desde el puerto, que sólo le van a despachar uno.

Aquí dejo otra pregunta, ¿por qué no trabajamos en los puertos 7 días 24 horas?, como hacemos en el resto de los mortales de la cadena cuando toca correr.

Recordar la verdad universal de que “un tren va a la velocidad del vagón más lento”.

Como dicen los japoneses “en cada crisis hay una oportunidad”, Usan la expresión Ki Ki. En una misma expresión significa crisis y oportunidad. ki ki ralog

Gracias al COVID hemos avanzado más de 10 años en la compra on line, en poder trabajar en remoto. Ahora todos somos expertos en plataformas para tener reuniones sin necesidad de sentarnos a ver un tema. Hoy cuando alguien te pide que busquemos en la agenda fecha para sentarnos, resulta hasta patético.

Esperemos que, de esta, también recordemos la verdad universal de que “los compradores tenemos que vivir en casa de nuestros proveedores”. Marco Polo nos lo enseñó hace muuuuuuchos años. Si esto lo aplicamos de verdad, seguramente no querremos vivir tan lejos y veremos que gran oportunidad es tener un proveedor cerca que no necesite barcos, ni contenedores ni puertos y pueda visitarlo todos los meses.

Autor Jose Ramón Illán.
Socio Vocal de RALOG.

 

 

One response

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestras categorías
Nuestras publicaciones
diciembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031