“Tanto en la movilidad como en la bicicleta, hay que seguir pedaleando para avanzar”

El transporte, tanto de pasajeros como de mercancías, es la piedra angular para acercarnos a los objetivos ODS fijados para el desarrollo sostenible, ya que a diferencia de otros sectores, en Logística y transporte no hemos reducido aún sino que, hemos aumentado las emisiones de gases de efecto invernadero.

La pasada crisis sanitaria provocada por la pandemia de la COVID 19 fue un punto de inflexión en la conciencia y conocimiento de las personas para la mejora de la calidad del aire en las grandes ciudades, sin embargo, dicha crisis también supuso un incremento muy importante del comercio electrónico y por consiguiente del transporte de la última milla y sus emisiones.

De aquí, entre otros objetivos ODS, la importancia de lograr una movilidad sostenible en las empresas, ciudades y países.

Actualmente en España como en la mayoría de los países ,se desarrollan a través de sus administraciones públicas, proyectos de ley o normas específicas para impulsar la movilidad sostenible.

También , las administraciones regionales y locales, se enfocan en proyectos para mejorar la sostenibilidad de las ciudades e intentan alcanzar el concepto de “Smart Cities” o ciudades inteligentes donde la transformación digital juega un papel fundamental para la mejora medio ambiental.

Así mismo, las empresas de servicios logísticos avanzan en el proyecto de descarbonización de sus infraestructuras básicas de almacenamiento y transporte, mediante la electrificación y combustibles renovables, si bien debemos tener en cuenta la huella de carbono en origen de la fuente de energía utilizada.

Uno de los desafíos principales para los operadores logísticos es la gestión de las devoluciones que el comercio electrónico produce, así como los cortos plazos de entrega que el comercio electrónico ofrece medio de los distintos distribuidores, minoristas o plataformas de compra, que en la mayoría de los casos no son necesarios, por el tipo de producto que se demanda no es esencial y esto mayoritariamente se traduce en un uso mayor e ineficiente del transporte de entrega de última milla, con el incremento de costes correspondiente y mayores emisiones ambientales.

Por ello la comunicación proveedor-cliente, es un factor fundamental para informar y concienciar a los compradores y la ciudadanía en general a fin de lograr de forma practica la mejora en los objetivos ODS del desarrollo sostenible y por tanto alcanzar mayores cotas en movilidad sostenible.

También la transformación digital y la innovación aplicada a la Logística sostenible, en vehículos y combustibles renovables, apoyada por normas y reglamentos, nos hará avanzar de forma decidida hacia las ciudades y el transporte inteligentes, es decir hacia una movilidad inteligente.

Con esta visión el actor fundamental para conseguir todo lo anterior, es el consumidor con su responsabilidad en sus compras sostenibles, y una forma de ayuda para sumar más actores, es el estímulo fiscal a ciudadanos y empresas, para que inviertan en movilidad sostenible.

Sin duda el apoyo de las distintas administraciones públicas y los operadores de servicios logísticos son el camino inequívoco para alcanzar una logística sostenible cuanto antes, enfocada en una movilidad limpia, sostenible, inclusiva y universal.

Como ya hemos comentado en diversas ocasiones, la sostenibilidad depende de todos, la logística sostenible explora formas de conseguir un mejor equilibrio entre el crecimiento económico y el impacto ecológico de las actividades logísticas.

Por ello, no debemos de olvidar en ningún momento, que el transporte de pasajeros y de mercancías intermodal, es un servicio indispensable para la sociedad en su conjunto, por lo que implementar cualquier medida debe ser comunicada y consensuada con todos los actores para que sean medidas realmente adecuadas para aumentar la eficacia y competitividad del sector y que siempre redunden en beneficio del consumidor.

En RALOG – Red Ayuda Logística, puede formarte tú y tu organización en Sostenibilidad y Economía Circular.

¡No faltes a nuestro seminario gratuito “¡Movilidad Sostenible- ESG” el próximo 28 de marzo a las 18:00, de la mano de 4 fantásticos expertos y podrás interrelacionar con la comunidad de Ralogers de Iberoamérica!

Autor: Jose L. Galiana, logístico y presidente en RALOG – Red de Ayuda Logística

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    He leído y acepto la política de privacidad

    Información básica acerca de la protección de datos

    • Responsable:
    • Finalidad:
    • Legitimación:
    • Destinatarios:
    • Derechos:
    • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad
    Nuestras categorías
    Nuestras publicaciones
    febrero 2024
    LMXJVSD
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    26272829 
    Acerca de este sitio

    La Asociación española Profesional RALOG nace con la vocación de servir hacia sus asociados, enfocando su ayuda a través del desarrollo competencial de los profesionales logísticos, mediante la educación y la formación en todas las modalidad formativas, especialmente en la híbrida o “blended”, donde combinamos en el mismo modelo la formación presencial con la formación a distancia con el objetivo prioritario de: “Diseñar, planificar y ejecutar programas de formación y educación continua en: Operaciones Logísticas, Gestión de la Cadena de Suministro Extendida y el Comercio Internacional que requieren los profesionales para su evolución y las organizaciones para su transformación”

    La Asociación española Profesional RALOG aporta valor a sus asociados mediante una oferta especializada y concreta en educación y formación en Logística, Cadena de Suministro y Comercio Internacional, orientada en todo momento a satisfacer las necesidades reales de las distintas organizaciones en todos los sectores económicos, para que sus profesionales logísticos sean formados y actualizados de forma continua y poder competir en un mercado cada vez más global.