Decíamos en nuestro anterior mensaje, que despedíamos 2022 como un año que iniciamos con la ilusión puesta en la recuperación económica post pandemia, pero que con el devenir temprano de los acontecimientos se volvió complejo e incierto; básicamente porque el shock económico de oferta en Occidente pulverizó todas las previsiones oficiales de macroeconomía, la inflación llegó para quedarse, la crisis de la energía y la invasión de Ucrania, nos metió de golpe en un desorden económico complejo e incierto del que nos costará salir.

Aun cuando, casi todos pensamos que 2023, seguirá siendo un año lleno de Incertidumbre, afortunadamente la industria de Logística y Transporte ha aprendido las lecciones que 2022 le proporcionó y estamos seguros que convertirá en oportunidades los retos futuros con “Coraje y esfuerzo”

Con esta actitud, damos la bienvenida al nuevo año 2023 bajo los buenos auspicios del Año Chino “Momentos para la esperanza”, ya ellos consideran a las personas nacidas bajo el signo del Conejo de agua, prudentes, inteligentes , ingeniosas y fuertes, moviéndose constantemente hacia sus objetivos, con grandes habilidades y razonamientos.

¡Ojalá que así sea!

A pesar de los momentos de esperanza esperados para 2023, también debemos fijarnos en los retos y las lecciones que hemos aprendido durante 2022 acerca de los elementos fundamentales de la cadena de suministro y sus operaciones logísticas, con el fin de afrontar con éxito el nuevo año. Por ello desde la perspectiva de la Asociación RALOG – Red de Ayuda Logística, queremos compartir 8 desafíos principales:

Clientes y Consumidores
Globalización y Comercio electrónico
Los cambios geopolíticos afectarán a la globalización y las relaciones internacionales como las conocemos ahora y por tanto a la cadena de suministro, creando dificultades en los negocios internacionales por falta de abastecimiento, siendo preciso un mayor control y seguimiento no solo de la nueva normativa gubernamental y su evolución jurídica, sino de los riegos inherentes.

El comercio electrónico seguirá en auge y con él la necesidad de aumentar las entregas de última milla, de forma más rápidas, mediante almacenes más cerca del consumidor. Aquellas organizaciones que logren la excelencia en el “delivery”, ganarán en fidelidad, retención de clientes y consumidores y podrán optimizar los costes de entrega mediante la subcontratación de empresas de reparto más flexibles

Talento y Procesos
Retención y Diversidad
La retención y profesionalización del talento, será fundamental para las empresas ya que seguirán faltando profesionales logísticos capacitados en todos los procesos de la cadena de suministro. La logística es un proceso en constante evolución por la innovación en la tecnología aplicada, por ello necesitamos personal formado y especializado para aplicar la tecnología emergente en logística.

Las organizaciones deben romper los silos y eliminar cualquier barrera que limite la inclusividad y la diversidad (genero, cultura, religiosa, generacional, etc.) que pueda limitar la capacidad operativa. Las empresas deberán prestar especial atención para que la profesión sea atractiva a las nuevas generaciones y especialmente para seguir manteniendo en activo a los profesionales más veteranos.

Sistemas y Tecnología
Innovación y Ciberseguridad
La innovación será el motor para avanzar en la automatización y en el compromiso por la digitalización, aumentando el número de implementaciones de tecnología emergente en logística para orquestar sin desafinar, el plan de automatización en la empresa, apoyándonos en aquellas tecnologías ya implementadas como son la gestión de datos y el análisis predictivo para mejora la previsibilidad, la eficiencia y la visibilidad y el control de la cadena de suministro.

Durante este año aumentarán los ataques o amenazas cibernéticas porque son un negocio global, debido a que las empresas de servicios logísticos disponen de gran cantidad de datos de clientes y consumidores. Las organizaciones y profesionales logísticos deben abordar el problema creciente de la ciberseguridad informática, no solo adquiriendo nuevas versiones de ”software” de seguridad, sino formando y facilitando el entrenamiento y formación de sus profesionales y responsables en esta nueva función.

Sostenibilidad y Medio Ambiente
Logística Verde
El transporte de mercancías sigue siendo un gran generador global de emisiones de efecto invernaderos. Además, las devoluciones fruto de un mayor comercio electrónico seguirán aumentando, y presionarán a las organizaciones y profesionales para implementar una logística verde y para revisar sus políticas de logística inversa para reducir costes y emisiones en las entregas. Para ello la cadena de suministro debe acentuar sus avances reales en los objetivos ambientales ESG para ser sostenibles.

Cambio Climático
Las condiciones meteorológicas seguirán siendo un desafío importante al aumentar su probabilidad de que ocurran desastres debido al cambio climático, aumentando considerablemente los accidentes de tráfico de mercancías produciendo nos solo daños a personas y equipos, sino retrasos e interrupciones en las entregas de productos. El control y las buenas prácticas ecológicas en las empresas son una ventaja competitiva porque hay clientes y consumidores dispuestos a pagar su precio.
En resumen:

2023 o el año del conejo de agua, promete ser un nuevo año muy activo, emprendedor y digital para la industria de Logística y Transporte, a fin de mantener la excelencia en las operaciones logísticas, y seguir en la senda del crecimiento, la mejora de la productividad y la reducción de los costes.

La industria de Logística y Transporte seguirá siendo uno de los sectores económicos más importantes en la contribución al PIB nacional. Para conseguirlo necesitamos avanzar en la formación y entrenamiento de los profesionales logísticos, en la transformación digital de los procesos y en búsqueda constante de la innovación necesaria y centrada en la eficiencia, la flexibilidad, la tecnología y el cuidado del medio ambiente en las operaciones diarias, para cumplir con las expectativas de nuestros clientes y consumidores.

A pesar de los efectos negativos de la incertidumbre geopolítica, la crisis energética y la posible recesión económica debida a la inflación que afecta ya al consumo, el futuro de la logística es prometedor debido principalmente al comercio electrónico, la automatización de los procesos y las comunicaciones vía dispositivos móviles, para mantener la conexión entre los clientes, los consumidores y los profesionales de las organizaciones de servicios logísticos y de transporte.

Estos profesionales logísticos de cadena de suministros se enfrentarán a grandes desafíos provocados por crisis similares a las pasadas, pero con la lección ya aprendida para anticiparse y adaptarse a la nuevas situaciones Volátiles, Inciertas, Complejas y Ambiguas, por lo que sin duda triunfarán.

Acerca del autor:

José L. Galiana, es logístico y presidente de RALOG – Red Ayuda Logística. info@ralog.es

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable:
  • Finalidad:
  • Legitimación:
  • Destinatarios:
  • Derechos:
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad
Nuestras categorías
Nuestras publicaciones
enero 2023
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Acerca de este sitio

Este puede ser un buen lugar para presentarte a ti mismo y a tu sitio o para incluir algunas acreditaciones.